Educación médica: ¿qué opina una estudiante?

Beatriz Atienza Carbonell

Estudiante de 4º del Grado en Medicina

Universidad de Valencia

Seas estudiante o docente, si lo que te estimula es la educación médica, si te sientes el bicho raro de tu Facultad, si sientes que estás yendo a contracorriente… Quiero que sepas que no estás solo/a. Hay una gran red mundial y una pequeña española preparada para acogerte. Es el momento de decidirte y tomar la iniciativa, de dejar de fijarte en lo que “sube la media” o “da puntos” y en lo que realmente vale la pena, lo que va a producir un cambio en tu mundo y en el de los de tu alrededor.

AMEE (International Association for Medical Education) reúne cada año a más de 3500 educadores médicos de todo el mundo en su congreso, que se realiza cada año durante el mes de agosto en una ciudad europea. En 2016 tuvo lugar en Barcelona (España), en 2017 en Helsinki (Finlandia) y en 2018 tendrá lugar en Basilea (Suiza).

 Una de las características únicas de los congresos de AMEE desde hace unos años es la presencia de un Student Taskforce (STF), es decir, un grupo de alrededor de 65 estudiantes voluntarios locales e internacionales que ayudan en las tareas logísticas y que, a cambio, consiguen una inscripción gratuita y una ayuda al transporte, pudiendo asistir y participar en las sesiones que les han sido asignadas según sus preferencias.

 Fue en Barcelona donde tuve la increíble oportunidad de conocer por primera vez AMEE de cerca, formando parte de la STF local. En la edición de 2016, el STF estaba formado por estudiantes de prácticamente todo el mundo: Taiwán, Canadá, Somalia, Suiza, Iraq, Turquía, Finlandia, Jordania…; con unas mismas inquietudes: el deseo por enriquecer la educación médica en su entorno.

En AMEE se respira una atmósfera de motivación y pasión por la educación médica. Allí gané una nueva familia, compartí experiencias, sueños, viví momentos inolvidables con personas que me inspiraron a marcar la diferencia, para seguir luchando. Aprendí que compartir los fracasos es tan importante como informar de los intentos y los triunfos.

 Pese a celebrarse el congreso en nuestro país, en aquel momento me sorprendió mucho ver en las gráficas de la conferencia inaugural que había menos de 50 inscritos españoles, entre los que se encontraban los 25 estudiantes voluntarios locales. Entre las fructíferas conversaciones que tuve, una me marcó bastante al descubrir que en prácticamente cualquier Facultad de Medicina del resto del mundo existían las llamadas “Unidades o Departamentos de Educación Médica”. Se consideraba que no podía existir una Facultad de Medicina tal departamento, puesto que eran los que gestionaban los cursos, los proyectos de innovación docente, controlaban la dificultad de las preguntas de los exámenes y formaban a los médicos y residentes de los hospitales universitarios en técnicas de evaluación de las prácticas clínica y otras habilidades docentes.

 Al haber sido representante dos años en mi Universidad, sabía que en la mía no había tal departamento, así que hice una rápida búsqueda en Google y descubrí que tan solo aparecía un departamento como tal en la Universidad de Navarra y una Unidad en la Universidad Miguel Hernández de Alicante. Conseguir que en España se diera a conocer la Educación Médica y su importancia se convertiría mi leitmotiv.

En el STF de 2016 también estuvo una compañera de mi Facultad, Helena Hernández, de un curso por encima de mí, que tal fue la motivación con la que salimos de AMEE que comenzamos a plantear nuestro primer estudio relacionado con la educación médica junto con un profesor de nuestra Facultad (Vicent Balanzà) y que dos años después ya está dando sus frutos.

Unos meses después de esa increíble experiencia, volví a solicitar plaza en el STF para el congreso de AMEE 2017, pero no fui seleccionada, así que pensé que tal vez mi destino no era continuar en el ámbito de la educación médica… No obstante, todo no estaba perdido: en el mes de mayo abrieron convocatoria para el AMEE Online Team, el equipo encargado de gestionar sus redes sociales antes y durante el congreso y, esta vez sí que fui seleccionada: sería la responsable de administrar la cuenta de Twitter (@AMEE_Online).

Participar en el AMEE Online Team fue nuevamente una experiencia espectacular. En el equipo teníamos estudiantes de medicina y médicas fotógrafas, dibujantes, expertas en Instagram, Snapchat, programadoras de Facebook y hasta un informático. Pasar del STF, en el que tan solo te encargas de tus tareas marcadas en una hoja de Excel a formar parte de un conjunto de 11 creativos en el que tú también eres una parte responsable de los resultados finales es toda una aventura.

Al acabar el congreso, nuevamente, me inquietaba mi destino con AMEE. A principios de diciembre 2017 leí una convocatoria para formar parte de los 4 de coordinadores del STF de AMEE 2018 y no me lo pensé: un día antes de nochevieja me confirmaron que, oficialmente, formaría parte del equipo. Entre nuestras tareas estaba abrir la convocatoria a los estudiantes para el STF de 2018, gestionar las solicitudes, seleccionar los elegidos, coordinarnos con el Comité Ejecutivo de AMEE y el coordinador del STF local y, la más ardua e importante: ser responsables de todo el Student Taskforce durante el congreso y colaborar de cerca con la organización del congreso para que todo fluya correctamente.

Hoy en día, aquello que más me apasiona de la medicina es la educación médica. Es necesario crear Unidades de Educación Médica en España e incentivar el desarrollo de la innovación por parte de los docentes. Es por ello que participo en AMEE. Aunque cualquiera puede contribuir a nivel local como, por ejemplo, con iniciativas como las Jornades per la Docència (https://educacionmedicauv.wordpress.com) que llevamos desarrollando en la Universitat de València tres años consecutivos.

Y, si eres estudiante: no te lo pienses, tienes hasta el 4 de marzo a las 00:59 hora española para solicitar plaza para el Student Taskforce 2018 y vivir una de las mejores experiencias de tu vida:  https://goo.gl/forms/RiN1MMQm5Osmyb403

Beatriz Atienza Carbonell

26 de febrero de 2018

Fotos y logos fuente: B. Atienza y AMEE.