Tsihombe (Madagascar): donde la medicina es el agua.

IMG_1323

Álvaro Cerezuela Fernández de Palencia

Estudiante de 5º curso del Grado en Medicina de la Universidad de Murcia

Madagascar es una isla del Índico, en el sureste de África, la cuarta isla más grande del mundo, con una población de 24,5 millones de habitantes y a unas 15 horas de vuelo desde España; 15 horas de vuelo que tuve el placer de vivir hace ya 6 meses. Me llamo Álvaro Cerezuela Fernández de Palencia y soy alumno de 5º curso de la Facultad de Medicina de Murcia.

Hace años que las ganas de ayudar a la gente me inundaron y el primer paso lo di empezando la carrera de Medicina. Posteriormente supe que necesitaba más, así que decidí acudir a Madagascar país dónde la mayoría de su población vive con menos de 1€ al día. Tengo la suerte de tener una familiar misionera (Hija de la Caridad) en el sur de la isla, ya por 48 años dando su vida para ayudar a los demás. Finalmente compré mis billetes de avión y 15 horas después llegué Antananarivo, capital del país. Tras otro vuelo de 2 horas y 8 horas más en coche para recorrer 170 km, llegué a Tsihombe, ciudad situada en el sur de la isla.

Niños del poblado de Anjapaly (Tsihombe), considerado centro del hambre del sur de Madagascar.

Tras 25 días en el terreno, pude colaborar en diferentes ámbitos de actuación de la misión allí: en el colegio jugando con los niños; en los comedores sociales repartiendo alimentos a los más desfavorecidos; en los poblados del distrito acudiendo a repartir agua y comida; en un proyecto de plantación de árboles frutales; y en el dispensario que las Hermanas llevaban a su cargo, colaborando con ellas como estudiante, tanto en la consulta como en la hospitalización, en pabellones de tuberculosos y malnutridos. La cantidad de enfermedades que asolan el territorio es alarmante, entre ellas la malaria, latuberculosis, diferentes parasitosis, peste, lepra, desnutrición infantil, etc. Uno de los grandes problemas es la falta de higiene (precisamente por falta de agua) y de educación sanitaria, consecuencia de las condiciones ambientales del lugar.

La región del Androy, dónde se encuentra Tsihombe, es asolada durante los tres primeros meses del año por ciclones, y ante la falta de infraestructuras para la contención del agua, ésta acaba perdiéndose y destruyendo las viviendas de la población (hechas de palos de madera y barro). Tras este periodo de lluvias comienza la grave sequía y las altas temperaturas el resto del año. Tres meses después de finalizar las lluvias todos los colectores de agua de lluvia se han agotado y las reservas en los poblados escasean. Algunos poblados acuden al mar para abastecerse de agua con la que cocinar y lavarse, con los graves problemas de salud que conlleva el consumo del agua de mar. Otros poblados acuden al río Manambovo que pasa por la población de Tsihombe a coger agua. Aunque la superficie está completamente seca, la población excava agujeros en la tierra y acceden al agua subterránea que circula bajo el río. Ahora bien, las distancias que muchos de estos poblados recorren oscilan entre 10 y 30 km, a pie o en carro tirado por cebús, cargados con garrafas. La situación en época de sequía es insostenible y ahí es donde yo me di cuenta de que necesitan nuestra ayuda.

Álvaro Cerezuela en el dispensario con enfermos de lepra.
Niños cogiendo agua de un agujero del río Manambovo.

Las Hermanas me comentaron la necesidad de la adquisición de un camión cisterna para el transporte del agua del río a los poblados, donde van a hacer un pozo para llegar al agua subterránea, y así facilitar el acceso a la misma, que es un derecho universal y no un privilegio. Ante esta grave situación decidí crear el “Proyecto Madagua” de la mano de la ONG católica COVIDE-Amve para la recaudación de fondos para la adquisición del camiónP

El proyecto Madagua lleva ya 5 meses funcionando y ha conseguido recaudar 19.400€ de los 40.000€ necesarios para la compra del camión cisterna. Actualmente hay diversas formas de colaboración, entre ellas la compra de un calendario solidario 2018, o la donación.

En mi viaje me di cuenta de que en Androy necesitan ayuda urgentemente y ante ello no pude quedarme de brazos cruzados. Madagua ya es una realidad y con la ayuda de todos pronto podremos haber mejorado el acceso al agua a 70.000 personas.

Animo a todos los estudiantes de Medicina y de otras carreras a involucrarse en la cooperación para el desarrollo de las sociedades más desfavorecidas, ya que supone un gran reto tanto personal como profesional.

Datos de contacto con el Proyecto MADAGUA

Correo electrónico: madaguacamioncisterna@gmail.com

Blog: madagua.blogspot.com

Twitter: twitter.com/proyectomadagua

Facebook: https://t.co/PbAg0C4GAo

Teléfono de contacto para compra de calendario: 62004770

Álvaro Cerezuela Fernández de Palencia

14 de noviembre de 2017

Fotografías: A. Cerezuela